Alimentos ricos en proteínas

Alimentos ricos en proteínas

Alimentos ricos en proteínas

“Tienes que comer proteína y legumbres, así mejorarás y aumentarás tu masa muscular. Además, te dará mucha energía antes, durante y después del entrenamiento”. Estas son algunas de las frases que se escuchan a diario por entrenadores y personas dedicadas al ejercicio.

Claramente, la primera imagen de la pirámide alimenticia viene a nosotros, proteínas es igual a carne, pollo, pescado, cerdo, huevos, lácteos, derivados y algunas legumbres. Pero, desconocemos en qué consiste esto de las proteínas y sus funciones en nuestro cuerpo. Por lo que, hay algunos alimentos ricos en proteínas que no podrían estar jugando a tu favor en tu régimen alimenticio.

¿Proteínas? Bien, son…

Son formaciones de aminoácidos que proporcionan alimento y energía para muchos tipos de células. También, conocidas como biomoléculas, y forman partes de diversas funciones del cuerpo. Estas son, el hidrógeno, el carbono, el oxígeno, el nitrógeno y en muchos casos, fósforo y azufre.

Las proteínas aparecen en cada organismo según su ADN y obedecen en su producción a condiciones específicas. Adicionalmente, los seres humanos mantienen su estabilidad proteica consumiendo alimentos de origen animal, en su mayoría. En menor orden, pueden hallarse en frutos secos y legumbres aptos para el consumo.

Alimentos que te dan proteínas

Estos son alimentos que puedes obtener en el supermercado, feria o mercado local de tu preferencia. De esta forma, puedes comprarlos en distintas presentaciones, entre estos están:

Carnes rojas, de aves y cerdos

Cortes de la carne de res como el solomo, ternera, hígado, filetes, bistec, carne molida y jamón serrano son presentaciones alimenticias ricas en valor proteico. Incluyendo los cortes de pechuga de pollo, pavo y el jamón que se puede obtener de ambos; la carne de cerdo bien cortada, el tocino y el chorizo.

Pescados y frutos del mar

Son perfectos pues aporta aceites grasos ideales para el organismo como el omega-3 y vitamina D. Puedes comprar, filetes de salmón, atún, sardinas y sus presentaciones en enlatados. Adicionalmente, puedes encontrar pescados como el bacalao, el carite, el tajalí, aguja, mero, raya y cazón como filetes, en guisos y sopas. Adicionalmente, los camarones, pulpo y vieiras.

Lácteos, sus derivados y huevos

La leche, leche de soja, yogur y distintos tipos de quesos, algunos bajos en sal son también una buena fuente lípidos y proteínas. También, los huevos son una fuente de proteínas por excelencia, se recomienda comer al menos 1 huevo al día.

Legumbres, cereales, verduras y frutos secos

Podemos mencionar el maní, las nueces, la espinaca, el berro, los guisantes, la zanahoria, la papa, el arroz, el trigo, garbanzos, lentejas y aceitunas. Estos poseen tanto proteína como fibra, lípidos (grasa) y vitaminas que ayudan al desarrollo muscular, la concentración y a mantener las defensas.

Aportes y beneficios de consumir proteínas

Consumir estos alimentos de manera balanceada, colabora a la producción de tejido muscular y oseo (colágeno), la cicatrización (fibrina) y la formación de tejidos externos como la piel, el vello y cabello (queratina).

También, mantienen un buen nivel de glóbulos blancos (anticuerpos), enzimas digestivas (pepsina y sacarosa), hormonas, neuro transmisores, la caseína y glóbulos rojos (trombina). Anteriormente, leímos que hay proteínas que tienen origen animal y otros de origen vegetal. Lamentablemente, el poco consumo de proteínas, representa altos niveles de hambre y desnutrición crónica en países vulnerables económicamente.

Al mismo tiempo, el excesivo consumo por parte de los países más industrializados, desmejora la calidad de las proteínas en los alimentos. En consecuencia, el exceso de proteínas, el organismo las convierte en azúcar y grasa que, si no son eliminados correctamente, generan obesidad, diabetes, problemas circulatorios, en las articulaciones, cardíacos y cardiovasculares.

Un buen consumo de alimentos ricos en proteínas debe estar acompañado de diuréticos naturales, mucha agua y actividad física. Esta convertirá las proteínas en masa muscular y mejorará la condición de tu piel, huesos y salud mental. Ponte creativo, prepara guisos, estofados, batidos, smoothies, merengadas, jaleas y mantequillas que complementen tu alimentación. Adicionalmente, existen suplementos concentrados de proteínas, consúmelos previa asesoría de tu entrenador.

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre y correo electrónico para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra Política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.