Beneficios de la patilla

Beneficios de la patilla

Beneficios de la patilla

La patilla es una de las frutas más refrescantes, deliciosas y además, de gran tamaño. También, es conocida como sandía, aguamelón o síndria y puedes reconocerla fácilmente por su color verde, su textura lisa y su dulce aroma y sabor.

Esta fruta, también posee muchos nutrientes, azúcar y propiedades curativas no solo en su fruto, también en sus hojas y semillas. A continuación, conocerás todos los beneficios de la patilla y lo que puede ofrecerle a tu cuerpo y cómo puedes integrarlos en tu vida diaria.

Riqueza frutal

La patilla ofrece propiedades hidratantes, es una gran fuente de vitamina A, E, C y complejo B que son antioxidantes y rejuvenecedores. Su cáscara, hojas, fruto y semillas tienen increíbles propiedades diuréticas, relajantes, ayuda a la mejor asimilación de minerales y la coagulación sanguínea.

Es igualmente, una fuente de betacaroteno, licopeno, magnesio, calcio, hierro, zinc y potasio. Estos favorecen la absorción de nutrientes, optimizan el proceso metabólico y la regeneración celular. Dado que los beneficios de la patilla para tu organismo son muy variados, leamos cuáles son.

Beneficios

Entre los primeros, mejora la calidad de la orina y las heces, así como las funciones del hígado y los riñones. Seguidamente, ayuda en los procesos enzimáticos para la obtención de energía e hidrata las células de la piel. Favorece, la pérdida de peso y la salud optima del corazón.

También, impide la formación de tejido adiposo y los elimina progresivamente; mejora los niveles de serotonina, que te harán sentir mejor y mejoran el descanso. Facilita, la depuración de toxinas en el organismo, esto si vienes de comer chatarras, frituras o ingerir alcohol.

Es usada para la curación de enfermedades como el paludismo, el sarampión y de traumas como las quemaduras. Esto gracias a la vitamina A, C, E y beta-caroteno, aumentando las defensas, la eliminación de desechos y la generación de anticuerpos y células sanas.

Orígenes

La patilla proviene de las zonas de África, extendiéndose al Oriente Medio y Asia. Actualmente, es un cultivo que se da en todas las zonas húmedas y tropicales del planeta. Su cultivo, se realiza entre los meses del verano, a partir de junio. Su fruto va creciendo lentamente hasta estar en su punto de cosecha, pasadas 4 semanas.

Cómo servirla

Conociendo sus cualidades, podemos aprovechar los beneficios de la patilla en distintas presentaciones. Iniciemos por el carnoso fruto de la patilla, puedes servirla en batidos, jugos o picarla en trozos y agregarla a una ensalada frutal. Incluso, puedes combinar la patilla con frutas como la naranja, melón, kiwi o fresa para optimizar sus propiedades.

De hecho, puedes hacer merengadas, smoothies o usarla como relleno para un pastel o cualquier dulce de panadería. Su cascara, puede hervirse en agua y usarse como tónico o beberse o puede usarse como mascarilla sobre la piel para hidratarla y curar las manchas.

Sus hojas pueden usarse en ensaladas, picada en algunos guisos, rellenos, batidos o pueden hervirse también. También, hacer una pasta con hojas de patilla, mentol y clara de huevo o miel, para hacer un efectivo relajante muscular, hidratante y antiinflamatorio.

Sus semillas que son comúnmente desechadas, pueden ponerse a secar durante todo un día. Después, se consumen como frutos secos, obteniendo muchas proteínas, vitaminas y minerales. Además, son buena fuente de fibra y grasa buena que mejora la calidad de la orina y disminuye el colesterol en la sangre.

Sin duda, los beneficios de la patilla y el cómo podemos obtenerlos es muy sencillo. No pierdas tiempo, ve a la frutería más cercana y procura que sea patilla orgánica, no transgénica. Lo mejor es que con 2 o 3 sandías tienes provisiones para un mes y medio.

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre y correo electrónico para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra Política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.