Cómo preparar remedio para la conjuntivitis de forma rápida

remedio para la conjuntivitis

Sea bacteriana, de tipo viral o alérgica lo cierto es la conjuntivitis es una afección muy molesta y contagiosa. Por eso, te será útil saber cómo preparar remedio para la conjuntivitis de forma rápida y aliviarte en el menor tiempo posible.

¿Qué es la conjuntivitis?

Los ojos cuentan con una delgada membrana que protege el interior de los párpados y la zona blanquecina. Esta membrana está compuesta de vasos sanguíneos y permite mantener la correcta lubricación de los ojos. Cuando este tejido de los ojos se inflama e irrita se produce la conjuntivitis con su característico color rojo e hinchazón.

Síntomas de conjuntivitis

A pocos días de contagiarte con la infección de la conjuntivitis, puedes presentar los siguientes síntomas:

  • Ojos enrojecidos.
  • Picor y cansancio ocular.
  • Secreción lagrimal de color amarillenta o verde.
  • Sensación de tener arena en los ojos.
  • Mayor producción de lágrimas.
  • Legañas, visión borrosa y costras en los párpados.
  • Ardor y molestias al exponerse a la luz.

Tipos de conjuntivitis

remedio para la conjuntivitis

Esta enfermedad puede afectar ambos ojo o solo uno. Básicamente, existen tres tipos de conjuntivitis:

  1. Viral: La cual puede ser ocasionada por un virus o incluso un resfriado común.
  2. Bacteriana: Causada por una bacteria que puede ser la estreptococos o estafilococos.
  3. Alérgica: Los agentes alérgicos como el polen pueden ocasionar conjuntivitis. También algunos productos químicos como el cloro.

Remedio para la conjuntivitis. Cómo prepararlos

La conjuntivitis no representa riesgo para la salud y en muchos casos debe seguir su curso natural antes de curarse. Sin embargo, puedes tratar de disminuir sus molestos síntomas, por medio de preparar en casa remedio para la conjuntivitis.

Miel de abejas

remedio para la conjuntivitis

La miel como producto natural está repleta de agentes beneficiosos. Puedes usarla de dos formas como remedio para la conjuntivitis. La primera es mezclar miel con agua y lavar bien tus ojos. La segunda es calentar un poquito dos cucharadas grandes de leche y agrega dos cucharadas de miel. Disuelve bien y utiliza un gotero para aplicar dos gotas en cada ojo.

Manzanilla

La manzanilla es un colirio natural para curar la conjuntivitis. Sus diversas propiedades antiinflamatorias, antisépticas así como ácidos linoleico son efectivos como remedio para la conjuntivitis. En una olla de agua hirviendo agrega unas hojas de manzanilla seca y deja reposar hasta enfriar. Lava tus ojos con esta agua para sentir alivio y desinflamar.

Caléndula

remedio para la conjuntivitis

Esta planta es bien conocida para curar enfermedades entre ellas la conjuntivitis. Toma unas cuantas hojas de caléndula seca y prepara una infusión. Deja enfriar a temperatura ambiente e impregna un paño limpio con la infusión. Aplica suavemente sobre tus ojos y sentirás alivio del ardor e irritación.

Pepino

Esta hortaliza tiene un uso muy extendido para calmar los ojos cansados e irritados. Su alto contenido de aceites y vitamina E lo convierte también en un buen remedio para la conjuntivitis. Corta rodajas de pepino y coloca sobre tus ojos irritados durante 20 minutos para disminuir la hinchazón. Aplica las ruedas de pepino inmediatamente después de cortarlas a fin de aprovechar las propiedades naturales.

Té verde

Las infecciones oculares ceden bien ante el té verde. Puedes tratar conjuntivitis, orzuelos y ojeras con el té verde. La mejor forma de utilizar el té verde como remedio para la conjuntivitis es aplicar las bolsitas de té húmedas directamente sobre los ojos. Deja actuar unos 20 minutos para sentir alivio de la inflamación.

Infusión sello de oro

remedio para la conjuntivitis

La infusión sello de oro es una planta que sirve como remedio para la conjuntivitis causada por bacterias. Puedes preparar una infusión en agua hirviendo con dos cucharadas de sello de oro. Deja reposar hasta que esté tibia y aplica compresas sobre los ojos para acabar con la infección bacteriana.

Finalmente, recuerda consultar al médico si la infección de conjuntivitis no cede o si el dolor en los ojos es muy fuerte y persistente.

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre y correo electrónico para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra Política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.